Como he llegado al libre pensamiento.

  • quim
  • Blog

Poco a poco algunos empezamos a plantearnos hasta que punto nos han llevado al huero con toda una sarta de buenas costumbres, que en realidad son nefastas para la convivencia y para las relaciones entre humanos en general.

Normalmente cuando somos niños hacemos preguntas difíciles de responder por parte de los adultos. A mi personalmente como ya he cumplido 64 años, me ha tocado vivir una infancia donde esas preguntas recibían como respuesta una buena bofetada. Si, si, como te lo digo. La educación recibida no se podía cuestionar o te inflaban a ostias.

Estaba bien visto pegar al rebelde y a los niños muy movidos. Las buenas maneras y las buenas costumbres aconsejaban echar a la calle a las hijas solteras embarazadas y a los hijos maricas. La sexofóbia estaba por todas partes. Recuerdo que cuando había conversaciones de mayores los pequeños teníamos las orejas bien abiertas y escuchábamos expresiones, como "han pillado a fulanito y menganita haciendo porquerías" "hacian marranerías a escondidas, pero una vecina les pilló".  Yo pensaba que les habían pillado cagando, comiendo mierda o algo peor, pero no podía hacer preguntas o me llevaba un tortazo.

Como costumbre también teníamos en aquella época, que si había cuatro duros en casa se dedicaban a que el hijo varón pudiera estudiar. Las niñas no, por que acabarían casadas.



Si una mujer fumaba o se pintaba los labios, era puta. Si algún marido pegaba a su mujer, es por que está algo le habría hecho. Pobres mujeres. "Serás mía o de nadie", "Si me pones los cuernos, te mato" "María, me cago en dios, traeme un vaso de agua".

Delante de toda esta estupidez colectiva, uno intenta encontrar responsables a toda esta gilipollez maligna y como resultado yo he encontrado culpable a la educación religiosa en primer termino, a las culturas locales de "hereus i pubilles" que no se casan con murcianillos ni charnegos (a no ser, que sean ricos) y por último a los nacionalismos que ven a todos los demás como invasores ladrones y los peores enemigos.


Con todo este lastre impuesto a golpes desde niño es muy difícil no hacerte uno mas del rebaño que es lo mas fácil para sobrevivir. También puedes tener la opción de ser la oveja negra y que todos te señalen con el dedo y que nadie te ayude, por el que dirán. También es cierto que con el tiempo encuentras ovejas negras por todas partes y gracias a esto te puedes librar de ser carne de suicidio.

Estoy muy convencido de que la violencia de genero tiene su origen en estas pautas de conducta egoístas, machistas y sexofóbicas cacareadas desde los púlpitos por hombres célibes que dicen cosas como:  Los zurdos y los pelirrojos, son hijos del demonio. Frases llenas de odio, que incitan al odio y que son aplaudidas por las personas decentes y formales, que tienen el cielo ganado.

Que viva el libre pensamiento como remedio a la locura colectiva, a la mentira y a la tiranía de los dominantes.

Venta Online
Quim Abella
Arte Digital

 

Contacto

Josep Estivill 57
08027 Barcelona
Spain
 
QUIM ABELLA - Arte Digital e Ilustración

Web diseñada por: PassWord Diseño Web